La chufa y la horchata

LA CHUFA

Cultivo único en Europa

Conocida durante siglos como una mala hierba por ser pariente de la juncia, está documentado que este tubérculo ya era utilizado por egipcios en el s. IV a.d.C.

Por su exigencia de unas condiciones climáticas determinadas y de suelos sueltos y arenosos, L’Horta Nord es el único lugar en Europa donde se cultiva, siendo Alboraya y sus alrededores donde se concentra la gran mayoría de la producción.

Los colores de la Huerta

La plantación de la chufa se realiza en el mes de Abril, configurando en verano un precioso manto verde que otorga a la huerta una gran vistosidad. En otoño comienza a secarse y los tallos cambian a un color marrón que llena de contrastes los campos, hasta que unos días antes de la cosecha se quema la parte aérea, y los campos quedan negros por unos días.

Un fruto exclusivo; de extraordinaria calidad

Una vez recogidas las chufas que quedan bajo tierra, se lavan y pasan a los secaderos para su secado, en un proceso regulado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Chufa de Valencia que la diferencia de cualquier otro tipo de chufas de todo el mundo.

La Chufa tiene multitud de propiedades curativas y nutritivas. Es muy rica en proteínas, hidratos de carbono, azúcares, fibra y aceite, pues contiene una gran cantidad de ácido oleico, ácido graso monodesaturado que reduce el colesterol global.

También es muy saludable por su alto contenido en hierro y potasio y por la ausencia de sodio, teniendo una gran capacidad antioxidante.

LA HORCHATA DE CHUFA

Un producto natural, sabroso y refrescante

La horchata de chufa es el resultado de triturar, macerar y escurrir chufas previamente hidratadas, añadiendo agua y opcionalmente azúcar.

Es una bebida altamente refrescante, natural y con propiedades organolépticas de sabor y textura que la convierten en un producto además de recomendable, sabroso al paladar, especialmente la horchata servida en las horchaterías, que no ha pasado por procesos de transformación que afecten a sus propiedades.

La leyenda

Dice la leyenda que el rey Jaume I cabalgaba por la huerta de Valencia cuando
castigado por el calor se detuvo a pedir un refresco a una mujer que encontró en el camino. Esta le ofreció un líquido dulce que calmó su sed inmediatamente, por lo que el Conquistador preguntó que era eso que acababa de tomar: “leche de chufa”, contestó ella.

“Esto no es leche, esto es oro, chata!” Esta respuesta del monarca es la que durante mucho tiempo ha servido de explicación popular del origen del nombre de la horchata de chufas, pero que hoy sabemos que difícilmente se produjo de tal manera.

En Valencia se llama horchata a lo que realmente es horchata de chufa, pues se puede hacer horchata de muchos otros productos como el arroz, almendras, avellanas o la avena.

Propiedades nutritivas y saludables

· Propiedades digestivas: es facilitadora de la digestión y además tiene propiedades antidiarreicas, antiflatulentas y antidispepticas.

· Propiedades energéticas: proporciona energía por su contenido en hidratos de carbono, pero no sin lactosa ni fructosa.

· Propiedades preventivas: Se ha demostrado su utilidad en la prevención de la presencia excesiva de colesterol en la sangre, la hipertrigliceridemia y la arteriosclerosis, al igual que en ciertas enfermedades digestivas.

· Propiedades nutricionales: En comparación a las leches de vaca o cabra tiene más hierro y cobre y el mismo contenido en magnesio, siendo apropiada para los niños / as, las personas mayores y las embarazadas.

· Otras Propiedades: Contiene aminoácidos y ácidos grasos mononsaturados, incluyendo varios “aminoácidos esenciales” no sintetizables por el organismo, por lo que necesariamente deben introducirse a través de la alimentación.

Además, un vaso de horchata de unos 300ml contiene aproximadamente una cuarta parte de la fibra recomendada al día (25-30g)

Consumo

Para mantener sus propiedades que marcan una gran diferencia de sabor y nutrientes respecto a la horchata industrial, la auténtica horchata de chufa no debe sufrir ningún proceso de transformación, por lo que debe ser consumida en los 2 o 3 días posteriores a su elaboración.

Por esto mismo lo más recomendable es consumirla en una de las muchas horchaterías que podéis encontrar en l’Horta Nord, especialmente en Alboraya o en las localidades vecinas de Almàssera, Tavernes Blanques o Meliana.